FOTOTERAPIA: Luz con fines terapéuticos

La fototerapia actualmente se utiliza para el tratamiento de enfermedades dermatológicas, logrando en su mayoría la desaparición total de los síntomas.


El "sol artificial" como lo llaman a menudo, es una terapia basada en el uso de fuentes de radiación electromagnéticas y se considera un tratamiento efectivo para enfermedades de la piel en pacientes adultos, niños y embarazadas.

Psoriasis, Vitiligo, Dermatitis atópica, Dermatitis seborreica, Parapsoriasis, Pitiriaisis liquenoide, Micosis fungoide, Prúrigo, Morfea, Alopecia areata, Urticaria, Enfermedad de Darier, Pitiriasis rosada, Urticaria crónica, Urticaria pigmentosa, Prurito, Granuloma anular, entre otras, son las enfermedades de la piel que responden a la irradiación con luz ultravioleta.

El sistema terapéutico UV 100 L de Waldmann , fabricante líder Alemán en equipos de fototerapia UV para dermatología, del Centro de Dermatología EDRA, permite la irradiación homogénea de pies a cabeza.


UN POCO DE HISTORIA


Desde tiempos inmemoriales el sol ha sido considerado fuente de vida. A menudo se le ha otorgado el estatus de divinidad y los seres humanos creían en el poder curativo de sus rayos.


En la antigüedad, el culto solar del faraón Akenatón (1350 a.C.) revestía una gran importancia. Mandó construir templos dedicados al dios Atón y para aquella época eran bastante inusuales: los templos carecían de techo para que la luz del sol pudiera invadir el interior libremente. Como ejemplo para sus correligionarios, Akenatón y su familia se desprendían de sus ropajes para beneficiarse de los efectos curativos de los rayos del sol. Sin embargo, los sacerdotes se mostraban más bien escépticos ante esta religión "iluminadora" de Akenatón.


Tras la muerte de Akenatón los templos del sol pronto fueron destruidos. No obstante, la costumbre del "baño de sol" en Egipto perduró durante los siglos. El historiador Herodoto (sigloV a.C.) la consideró tan fascinante que describió el baño de sol en sus crónicas: "Desde un principio el baño de sol se ha reconocido como una necesidad natural e intuitiva gracias a las propiedades beneficiosas para la salud de los rayos solares. Las personas con problemas de salud se sienten atraídas por nuestra mayor fuente de radiación óptica: el sol. "Así nació la fototerapia". Se basaba más en las experiencias positivas en el tratamiento de distintas enfermedades que en evidencias científicas. El médico griego y "padre" de la medicina, Hipocrates, (460 a.C.) estudió en sus numerosos viajes a Egipto el tratamiento con luz solar que allí se practicaba. Al regresar a Grecia, construyó en Kos una clínica y una escuela de medicina y, de este modo, se apartó de los tratamientos curativos practicados por los sacerdotes en aquella época. En su sanatorio con una galería descubierta orientada al sur trataba a los pacientes con un enfoque científico. Por este motivo, es considerado desde entonces como el fundador de la fototerapia.


Más tarde, los griegos y romanos continuaron esta fototerapia, que también era conocida como helioterapia. También en las termas romanas se podía tomar el sol en un solarium. Con lacaída del Imperio Romano desapareció también la helioterapia. En la oscura Edad Media y con la difusión del Cristianismo,los conocimientos médicos y la higiene sufrieron un retroceso. Con el avance del Cristianismo la conciencia corporal y el nudismo se consideraban pecado.

El suizo Arnold Rikkli (1823-1906) recuperó los efectos positivos de la luz solar que habían caído en el olvido y los aprovechó como base para exitosos tratamientos curativos naturales. Desarrolló directrices y creencias terapéuticas que siguen siendo válidas hoy en día. Su lema: "El agua es buena, el aire es mejor, pero lo mejor de todo es la luz" constituye el eje central de la helioterapia. El médico danés Niels Ryberg Finsen (1860-1904) retomó en 1898 de forma impresionante el renacimiento de la terapia de luz: Construyó en Copenhague un jardín de sol donde podían tomar el sol totalmente desnudos. Al principio, se utilizaba exclusivamente luz solar natural, pero dado que en esas latitudes (55o N) el sol escasea, empezó a utilizar fuentes de luz artificiales. A continuación, descubrió que la luz ultravioleta de espectro de luz solar tiene un efecto beneficioso para la salud sobre el cuerpo humano. En 1893 demostró que la luz roja contribuía a curar la piel de pacientes con viruela. Con radiación ultravioleta artificial podía ayudar a pacientes con tuberculosis cutánea. En 1903, un año antes de su muerte, recibió el Premio Nobel de Medicina.


La fotomedicina moderna comenzó en 1900 con la publicación en 1899 de Niels Finsen en la que describe el tratamiento de la tuberculosis cutánea con la radiación ultravioleta. En los últimos 40 años, ha aparecido un gran número de publicaciones sobre la investigación fotobiológica y la fotomedicina, que reflejan el creciente potencial de la radiación óptica con fines terapéuticos. En lo que respecta a la fototerapia, aplicar la dosificación correcta es especialmente importante. ¡Esto significa que siempre debe realizarse bajo supervisión médica!



FOTOTERAPIA UVB DE BANDA ANGOSTA


La fototerapia UVB para el tratamiento de la psoriasis y otras enfermedades cutáneas es una terapia que se administra sin sustancia fotosensible (SUP= fototerapia con luz UV selectiva). Se trata de una de las formas más antiguas de tratamiento. Se basa en las experiencias del efecto beneficioso de la luz solar sobre el aspecto general de la piel.


Muchos estudios han demostrado que la fototerapia con UVB es tan efectiva como la terapia PUVA, cuando se mantiene la dosis adecuada. Otro parámetro crítico es la longitud de onda UVB utilizada. Varios estudios sugieren que el rango de longitud de onda más adecuado para un tratamiento UVB eficaz de la psoriasis se encuentra en el segmento de onda larga del espectro UVB (entre 305 y 315 nm). Por un lado, esto garantiza una eficiencia elevada (desde el punto de vista terapéutico) y, por otro lado, un riesgo (agudo y crónico) minimizado.


La lámpara de banda estrecha puede irradiar más cantidad de UVB sin necesidad de causar un eritema (enrojecimiento).


Además, estudios recientes muestran que el tratamiento puede ser eficaz con una dosificación relativamente muy por debajo del umbral de eritema.


De este modo, se reduce el tiempo de exposición y la dosis general, por lo que también se minimizan los efectos secundarios agudos y crónicos y además se evita la utilización de fármacos fotosensibilizantes previos, como el PUVA.


Las lámparas de luz UVB de banda estrecha han sido probadas en extensivos estudios clínicos en todo el mundo y son de aplicación universal.


En nuestro Centro de Dermatología EDRA, contamos con un equipo de médicos dermatólogos y otros profesionales de la salud, quienes a través de su conocimiento, trato personalizado y el manejo de tecnología UV de última generación certificados por la ANMAT y respaldados por FOTOMED S.A, brindan un servicio dermatológico de excelencia, dando solución a todas las cuestiones vinculadas a la salud y estética de la piel.


/ Solicitar una consulta médica /


#Prevención #Dañosolar #Fototerapia #TratamientoDermatológico #UVB #EDRA

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square