CARBOXITERAPIA

OXIGENACIÓN DE LA PIEL A TRAVÉS DE LA ADMINISTRACIÓN DE  DIÓXIDO DE CARBONO

Consiste en administrar dióxido de carbono medicinal en estado gaseoso, mediante la aplicación subcutánea o intradérmica. Para ello, se utiliza un equipo especialmente diseñado. 
El aumento local de dióxido de carbono es detectado por las células de la piel y representa un estímulo para incrementar la oxigenación y neo-formación de sus componentes. 
Este gas no es tóxico aún en dosis muy elevadas, incluso forma parte del aire que exhalamos. 
Además, puede realizarse durante todo el año.


Es utilizado para combatir la celulitis, estrías, la caída de cabello, para el rejuvenecimiento cutáneo, la adiposidad localizada y las úlceras cutáneas.

 

RESULTADOS:

- Estimula la microcirculación.

- Disminuye la acumulación de líquido y la fibrosis, principales responsables de la formación de celulitis. -Elimina toxinas, es lipolitico (por ruptura directa de tejido graso y mecanismos enzimáticos).

- Mejora la cicatrización de heridas.

- Mejora la formación de colágeno y fibras elásticas de la piel. 

- Estimula el crecimiento del pelo.

Solicitar turno: Click Aquí